Las sábanas de algodón han sido siempre la máxima aspiración para quienes buscaban unas sábanas de calidad, capaces de transmitir sensaciones de limpieza, de confort y de descanso real. A nosotros, siempre que nos preguntan por qué sábanas comprar, más allá de cuestiones como la térmica, que preferimos compensar con el uso de edredones o de mantas, respondemos lo mismo: juegos de sábanas de algodón, la mejor elección.

Como sucede con todo, una cosa es decir que todas las sábanas de algodón son más recomendables que las sábanas de poliéster en general, por el hecho de ser orgánicas, y otra es admitir que todas las sábanas de algodón son iguales, de la misma calidad. Vamos a arrojar un poquito de luz sobre el asunto, para que tengas claro lo que te llevas a casa, si definitivamente terminas por comprar sábanas de algodón hoy para tus camas.

Por qué comprar sábanas de algodón

Cuando establecemos una clara diferencia entre el uso de sábanas de poliéster y sábanas de algodón, no es porque sí. Está probado que las sábanas de algodón, por el hecho de ser éste un material orgánico, no acumulan energía positiva, y por tanto, no la transmiten tampoco a los cuerpos que envuelven. Siempre que se trate de sábanas de algodón 100%, al entrar en la cama sentiremos una calma, una armonía que acaba determinando la calidad de nuestro descanso y de nuestro sueño, y que no es comparable con las sensaciones que transmiten las sábanas de poliéster.

Las ventajas de las sábanas de algodón, por tanto, están claras: nos permiten descansar mejor, y no son vehículo de transmisión de energías que inciden negativamente en nuestro estado.

Cuáles son las mejores sábanas de algodón

Por supuesto, si queremos elegir únicamente entre los mejores juegos de sábanas de algodón posibles, tendremos que ceñirnos únicamente a los que sean de algodón 100%. Si son sábanas de algodón 50% y 50% de poliéster, o algodón 75% y 25% poliéster, ya estamos perdiendo calidad. Serán más baratas cuanto más poliéster tengan, claro está, pero no es lo mismo.

Dejamos a un lado también, por tanto, las mal llamadas sábanas de algodón no orgánico, pues si no es orgánico, no puede ser algodón, sino un tejido de fibras artificiales. A la hora de elegir las mejores sábanas, tendremos que ceñirnos de manera exclusiva a sábanas de algodón orgánico. Esto parece una obviedad, pero no lo es tanto.

Pero de la misma forma que existen diferencias entre los tipos de lana, o de seda, también vamos a encontrar diferencias entre los diferentes tipos de algodón del mercado. Si aspiramos a tener las mejores sábanas de algodón posibles, es posible que no encontremos nada de mayor calidad que las sábanas de algodón egipcio 600 hilos. Las distinguiremos por su peso, y por la sensación de pureza que transmiten. Ten en cuenta que la cantidad de hilos es la que determina la densidad y calidad del tejido, y los 600 hilos marcan la diferencia de nivel. Por su parte, el algodón egipcio destaca en el mercado por su gran calidad.

Sábanas de algodón para cunas

Si tenemos claro que las sábanas de algodón son la mejor opción para vestir una cama, cuanto más lo serán para vestir la cuna de un bebé. El algodón es la mejor elección si queremos que nuestro bebé se sienta perfectamente acogido en el mundo al que acaba de llegar, que tenga dulces y calmados sueños, con un tacto suave y delicado en su piel.

Por supuesto, existen sábanas de algodón para cunas de diferentes estándares, pero no en caso de duda, lo más aconsejable es apostar por unas en las que sobre, que no por unas que queden demasiado justas y se nos acaben soltando por los lados.

Sábanas de algodón 90

Si estamos buscando sábanas de algodón para niños, los 90 cm. de ancho de cama son la referencia. Ojo, pues no estamos hablando de sábanas de 90, sino de sábanas de algodón para camas de 90, que no es lo mismo, como comprenderás.

Lo que vamos a observar en este estándar, es que, al ser un tipo de sábanas dirigidas al público infantil, la oferta de sábanas con motivos para niños y con colores especialmente orientados a vestir las camas de los más pequeños, es muy grande. Lo cual no quiere decir que no nos vayamos a encontrar con sábanas de algodón 90 blancas, o de colores lisos.

Sábanas de algodón 105

Subimos un escaloncito en el tamaño de la cama, y nos encontramos con una gran oferta de sábanas de algodón para camas de 105 cm. En este caso, aún siguen prevaleciendo los diseños y colores orientados al segmento infantil, pero no va a ser lo único que veamos.

Sábanas de algodón 135

Las camas de 135 suelen ser las más pequeñas de las camas para matrimonios, o las más grandes de las camas para niños, o camas de tamaño medio para singles. En fin, que hay muchas opciones, y por eso en la oferta de sábanas de algodón 135 nos encontramos con mucha variedad de estilos, como mucho donde elegir, aunque los diseños infantiles (para niños) desaparecen casi por completo.

En todo caso, y esto es aplicable para todos los estándares, no recomendaríamos nunca anteponer el diseño, color o estilo de las sábanas, al material. Si no encuentras unas sábanas de algodón para una cama de 135 del estilo que tenías en mente, y las encuentras en poliéster, no te acabes decidiendo por las sábanas de poliéster. No es lo que te recomendamos, en todo caso. Mejor algodón de un color neutro, que poliéster en el mejor de los diseños.

Sábanas de algodón 150

El estándar de los 150 cm. es, hoy en día, el más frecuente en las camas de matrimonio. Por eso, la demanda de las sábanas de algodón de 150 (para camas de 150 cm. de ancho) es enorme, en detrimento de las de 135, que han ido cediendo terreno de manera progresiva.

Por eso mismo, no te va a costar encontrar y comprar un juego de sábanas de algodón de 150 con el color o el estilo que tienes en mente. O no debería.

Sábanas de algodón 180

Las hay de mayor tamaño (las de camas de 2 metros), pero dejando los extremos a un lado, las camas de 180 representan el máximo más habitual de las camas de matrimonio en España hoy en día. Si queremos dormir calentitos y dormimos en pareja, tal vez sería mejor optar por estándares más pequeños que nos hagan acercarnos más a nuestra pareja, aunque son muchos los que piensan que eso de dormir abrazados está sobrevalorado.

Lo que está claro es que si apostamos por poner una cama de 180 en nuestra habitación de matrimonio, tenemos una amplia gama de sábanas de algodón de 180 cm. para vestirla de la mejor gala posible.